buzo.es.

buzo.es.

¿Cómo ponerse y quitarse un traje seco sin ayuda?

¿Cómo ponerse y quitarse un traje seco sin ayuda?

¿Cómo ponerse y quitarse un traje seco sin ayuda?

Si eres un apasionado de los deportes acuáticos como el buceo, el paddle boarding o el kitesurfing, probablemente estés familiarizado con el uso de trajes secos. Estos son una prenda fundamental para mantenernos abrigados y secos en el agua, protegiéndonos de los elementos y permitiéndonos disfrutar de nuestras actividades favoritas por más tiempo.

Sin embargo, ponerse y quitarse un traje seco puede ser una tarea complicada, especialmente si estás solo o no tienes la experiencia necesaria. Afortunadamente, con algunos consejos y trucos prácticos, puedes aprender a hacerlo de forma efectiva y segura. A continuación, te enseñaremos cómo hacerlo paso a paso.

Poniéndote el traje seco

Antes de empezar, asegúrate de tener todo lo que necesitas a mano. Necesitarás tu traje seco, un poco de talco o agente lubricante, y un espacio limpio y seco para trabajar. Si tienes un compañero de buceo, es una buena idea que te ayude en este proceso.

1. Asegúrate de que el traje seco está completamente seco y limpio. Si lo has utilizado antes, asegúrate de que no haya arena, suciedad o restos de sal que puedan rayar o dañar el material. Si es necesario, límpialo con agua dulce y déjalo secar al aire libre.

2. Coloca el traje seco en una superficie plana y abre la cremallera completamente. Si tu traje tiene una apertura trasera, colócalo boca abajo y abre la apertura.

3. Aplica un poco de talco o agente lubricante en las zonas donde se ajusta el traje, como las muñecas, los tobillos y el cuello. Esto hará que sea más fácil deslizar el traje sobre tu piel y evitará que se enrolle o se arrugue.

4. Entra en el traje por los pies. Si es necesario, utiliza las manos para estirar las aberturas y entrar con suavidad. Asegúrate de que tus pies quedan en las botas del traje.

5. Levántate y ajusta el traje en las rodillas y los tobillos. Si es necesario, ajusta las botas para que queden bien sujetas en tus pies.

6. Continúa subiendo el traje hacia tu cuerpo, levantando los brazos para ayudarte a insertarlos en las mangas. Si tiene capucha, coloca la capucha sobre tu cabeza y ajusta el cordón para que quede bien ajustada.

7. Una vez que el traje esté en su lugar, cierra la cremallera desde la parte inferior. Si tienes un traje de apertura trasera, pide a alguien que te la cierre desde detrás.

8. Asegúrate de que el cierre esté ajustado y no queden pliegues o arrugas en el traje.

Quitando el traje seco

Quitar el traje seco puede parecer más sencillo que ponerlo, pero también tiene su técnica. Aunque es importante hacerlo con cuidado para evitar dañar el traje o lastimarte.

1. Siéntate cómodamente y desabrocha la cremallera. Si es posible, pide ayuda a alguien para que te la abra desde detrás. Si se trata de un traje de apertura trasera, abre la apertura.

2. Si el traje está especialmente ajustado, puede que necesites ayuda para quitártelo. Pide a alguien que te ayude a estirar y retirar los brazos y las piernas del traje sin tirar demasiado fuerte. Asegúrate de no dañar las costuras o los cierres.

3. Una vez que el traje esté deslizado fuera de tu cuerpo, cerciórate de que esté seco y limpio. Si ha quedado mojado o húmedo en alguna zona, sécalo con una toalla o déjalo secar al aire libre.

Conclusión

Ponerse y quitarse un traje seco puede parecer una tarea complicada, pero con los consejos adecuados puedes aprender a hacerlo en poco tiempo. La clave está en tener paciencia, no forzar el traje y aplicar un poco de talco o lubricante para facilitar el proceso. Recuerda siempre tratar tu traje seco con cuidado para evitar dañarlo y asegúrate de que esté completamente seco y limpio antes de cada uso. De esta manera podrás disfrutar de tus deportes acuáticos favoritos de forma cómoda y segura.